Whashington here we go! (24 Abril)

De buena mañana recogemos los bártulos y nos metemos en la furgo rumbo a Washington. Como en todos los desplazamientos, acabamos durmiendo unos cuántos.

Esta vez estamos en un apartamento de dos plantas y con terraza en una zona residencial tranquila.

Después de haber dejado todas las maletas en la casa, nos vamos a dar la primera vuelta por Washington.

Como estamos cercanos al capitolio, decidimos empezar por allí.

Como podéis ver, hay mucha seguridad y presencia policial en los alrededores del capitolio para protegerlo contra posibles ataques.

Una vez visto el capitolio por fuera y sus alrededores, nos dirigimos por Pensylvannia Ave NW  hacia la casa blanca

En la casa blanca también se puede observar una fuerte presencia policial y muchas barreras de seguridad. Se dice que la casa blanca está rodeada de francotiradores que vigilan las 24h la seguridad del presidente.

Después nos dirigimos hacia el monumento a Washington, que se situa en el centro del National Mall que es una zona al aire libre (y un parque nacional) en el centro de Washington D. C.

Es la zona de jardines rodeada por los museos Smithsonianos, los monumentos nacionales y los memoriales. El National Mall se define como la tierra que va desde el Monumento a Washington hasta el Capitolio. Sin embargo, el término también se utiliza para las áreas del Parque West Potomac y los Jardines de la Constitución, y a menudo también se usa para el área que esta entre el Monumento a Lincoln y el Capitolio.

La idea del National Mall fue concebida en un principio por Pierre Charles L’Enfant en sus planos de la ciudad de Washington D. C., creada en 1791. Sin embargo sus ideas no fueron realidad hasta principios del siglo XX, con el plan de la comisión McMillan, que fue impulsado por el Movimiento para la Ciudad Bella.

El Mall es uno de los lugares más visitados de la ciudad. Además, ha sido testigo de muchas protestas y manifestaciones, incluyendo la March on Washington de 1963 y la Million Man March de 1995. Cada año, el 4 de julio se celebra aquí el día de la Independencia con un castillo de fuegos artificiales.

Tras ver el obelisco, volvemos paseando por el National Mall otra vez hacia el Capitolio para ir a la furgo y buscar un sitio para cenar.

Después de haber aparcado la furgo nos ha caído un buen chaparrón encima, pero nos hemos refugiado en este establecimiento donde hemos cenado.